Consejos para bañar a mi bebé

Consejos para bañar a mi bebé

La hora del baño puede ser divertida y un tiempo especial para compartir con el bebé. Pero también es la hora de tener mucha precaución. Ten en mente estos consejos para la hora del baño para mantener al pequeño a salvo mientras se limpia y divierte.

El primer consejo y el más importante es nunca jamás dejar al bebé sin supervisión, incluso por un pequeño instante. Los niños pequeños se pueden ahogar en menos de una pulgada de agua. Se deben tener todos los elementos a la mano, como el jabón y la toalla, con anticipación. Y si llaman a la puerta o al teléfono, y sientes que debes responder, pon el bebé en una toalla y llévalo contigo.

Debes asegurarte de que la bañera esté cómodamente tibia. Porque los bebés pueden sentir frío rápidamente.

No pongas al bebé en la bañera cuando el agua todavía esté corriendo. La temperatura podría cambiar o el agua podría ponerse muy profunda.

Haz que la bañera familiar sea segura. Pueden ser increíblemente resbalosas por lo que se recomienda poner un tapete de caucho para una mayor seguridad. Un pequeño cojín puede proteger la cabeza de tu bebé de doloroso golpecitos. También si tienen puertas corredizas de vidrio, asegúrate que sean de vidrio de seguridad.

Llena la bañera con sólo 2 o 3 pulgadas de profundidad para bebés hasta de seis meses y nunca a una altura mayor de la cintura, estando sentados, para los más grandes.

Enséñale a tu bebé a sentarse y no levantarse en la bañera.

Los jabones, shampoo y gel líquidos pueden secar la piel de tu bebé y pueden causar irritaciones, así que es mejor usarlas con moderación. También pueden causar irritaciones en la uretra, lo que puede causar infecciones en el tracto urinario. Así para evitar que tu bebé esté sentado mucho tiempo en agua llena de jabón potencialmente irritante, juega con el un poco al inicio del baño y deja el jabón y shampoo para el final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir