El juego de las escondidas y el desarrollo del bebé

El juego de las escondidas y el desarrollo del bebé

Los bebés a medida que van creciendo nos demuestran sus habilidades, y el juego de las escondidas es sumamente estimulante a la hora de poner en práctica su desarrollo. Si bien uno empieza a jugar a él, cuando tienen alrededor de 3 o 4 meses, cerca de los 7 u 8 meses que el niño ya se sienta y entiende perfectamente que es lo que debe hacer, es cuando más lo disfruta.

Existen muchas variedades del juego de las escondidas, que pueden desarrollarse de acuerdo a la etapa en la que se encuentre nuestro hijo. A medida que se vuelva más activo y vivaz propóngale juegos en que sea él quien lleve la voz cantante, aquí dejamos algunas sugerencias.

  • Cúbrale la cabeza con un pañuelo suave, preguntando luego ¿Dónde esta el bebé, (o llamándolo por su nombre) En cuanto el niño entienda de que se trata el juego, se quitará el pañuelo y sacará su cabeza de debajo del mismo mostrándole orgulloso su sonrisa.
  • Con el bebé estirado boca arriba y de cara a usted, levante las dos piernitas “arriba arriba” y juntarlas de modo que no pueda ver su cara, Entonces luego ábralas de golpe y…  Holalá! en cuanto el niño entienda el juego solo abrirá las piernas para encontrarle, (es un buen juego para practicar a la hora del cambiado de ropa y el pañal.)
  • Cuando esté un poco más grade, esconderse detrás de una puerta o un mueble, dejando a la vista un pie o un brazo a modo de pista para que el siga, a su bebé le encantará buscarle y encontrarle.
  • Esconda la cabeza debajo de una toalla grande y deje que su hijo tire de ella, y luego enséñele para que el haga lo mismo intercambiando los roles, de modo tal que sea él quien se esconde y usted quien lo encuentra.

Jugar y pasar tiempo con nuestro bebé es lo mas hermoso que nos regala la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir